Conozcamos el nuevo Samsung Galaxy S5

Pablo Rubia On January 22,2014

Se han filtrando los primeros rumores sobre el Samsung Galaxy S5, el nuevo buque insignia de Samsung. Parece ser que su presentación se hará el próximo 23 de febrero, justo un día antes del Mobile World Congress celebrado en Barcelona.

Una de las características que se habla mucho es del sistema de seguridad biométrico que le pondrán al terminal. Ya lo hizo Apple con su lector de huellas en el iphone 5S y también HTC con su ONE Max, ahora Samsung quiere hacer lo mismo. Se barajan dos posibilidades, una sería un lector de huellas similar al del iphone 5S y  el otro sistema de seguridad que podría implementar es un lector de iris. Pero todo apunta a que el sistema de seguridad usado será el lector de huellas, ya que un lector de iris necesita una cámara con alta resolución, buenas condiciones de iluminación y que no haya movimiento para la correcta lectura del iris, mientras que el lector de huellas sería más cómodo de usar.

Otro de los aspectos importantes del nuevo Galaxy S5 es su pantalla, se rumorea que montara una pantalla de 5,2 pulgadas con una resolución 2K o lo que es lo mismo 2560 X 1440, una resolución bastante superior a lo que nos tienen acostumbrados los teléfonos de gama alta.

En el tema de componentes de rendimiento tenemos que nombrar que montará una memoria RAM de 3GB al igual que su compañero de marca el Galaxy Note 3.

Todo apunta a que habrá dos versiones del S5 al igual que ocurrió con el S4, pero en esta ocasión podremos ver más diferencias. En una de las cosas que se diferencia los dos modelos es en el procesador; el modelo caro montará el procesador de la casa Exynos 6 de 64 bits, mientras que el modelo “barato” contará con un Qualcom Snapdragon 805 que rinde mucho mejor que el Snapdragon 800.

Pero lo que de verdad nos sorprende de la diferencia entre los dos modelos es el acabado metálico que tendrá el modelo caro, mientras el modelo “barato” será lo que ya estamos acostumbrados con Samsung, plástico barato en un teléfono de 700 €.

En el tema de la cámara no se ha filtrado nada, pero todo apunta a que tendrá una cámara con 16Mpx.

La batería también es un tema importante, ya que al contar con una pantalla de 5,2 pulgadas y resolución 2K, el gasto de energía será inmenso. Por suerte se rumorea que tendrá una capacidad de 2900mAh y un nuevo tipo de Li-ion que permite almacenar un 20% más de energía en el mismo espacio. También dispondrá de carga rápida como ya lo hacen los modelos S4 y Note 3 que permite cargar el teléfono en 2 horas.

Conozcamos el nuevo Samsung Galaxy S5

Pablo Rubia On January 22,2014

Se han filtrando los primeros rumores sobre el Samsung Galaxy S5, el nuevo buque insignia de Samsung. Parece ser que su presentación se hará el próximo 23 de febrero, justo un día antes del Mobile World Congress celebrado en Barcelona.

Una de las características que se habla mucho es del sistema de seguridad biométrico que le pondrán al terminal. Ya lo hizo Apple con su lector de huellas en el iphone 5S y también HTC con su ONE Max, ahora Samsung quiere hacer lo mismo. Se barajan dos posibilidades, una sería un lector de huellas similar al del iphone 5S y  el otro sistema de seguridad que podría implementar es un lector de iris. Pero todo apunta a que el sistema de seguridad usado será el lector de huellas, ya que un lector de iris necesita una cámara con alta resolución, buenas condiciones de iluminación y que no haya movimiento para la correcta lectura del iris, mientras que el lector de huellas sería más cómodo de usar.

Otro de los aspectos importantes del nuevo Galaxy S5 es su pantalla, se rumorea que montara una pantalla de 5,2 pulgadas con una resolución 2K o lo que es lo mismo 2560 X 1440, una resolución bastante superior a lo que nos tienen acostumbrados los teléfonos de gama alta.

En el tema de componentes de rendimiento tenemos que nombrar que montará una memoria RAM de 3GB al igual que su compañero de marca el Galaxy Note 3.

Todo apunta a que habrá dos versiones del S5 al igual que ocurrió con el S4, pero en esta ocasión podremos ver más diferencias. En una de las cosas que se diferencia los dos modelos es en el procesador; el modelo caro montará el procesador de la casa Exynos 6 de 64 bits, mientras que el modelo “barato” contará con un Qualcom Snapdragon 805 que rinde mucho mejor que el Snapdragon 800.

Pero lo que de verdad nos sorprende de la diferencia entre los dos modelos es el acabado metálico que tendrá el modelo caro, mientras el modelo “barato” será lo que ya estamos acostumbrados con Samsung, plástico barato en un teléfono de 700 €.

En el tema de la cámara no se ha filtrado nada, pero todo apunta a que tendrá una cámara con 16Mpx.

La batería también es un tema importante, ya que al contar con una pantalla de 5,2 pulgadas y resolución 2K, el gasto de energía será inmenso. Por suerte se rumorea que tendrá una capacidad de 2900mAh y un nuevo tipo de Li-ion que permite almacenar un 20% más de energía en el mismo espacio. También dispondrá de carga rápida como ya lo hacen los modelos S4 y Note 3 que permite cargar el teléfono en 2 horas.